LO ÚLTIMO

viernes, 10 de agosto de 2018

Reforma al 102° Constitucional ¿simulación o cambio de raíz?




Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República se han abierto muchas puertas al cambio, y medio mundo quiere meter su cuchara para conseguir SU cambio y solo Dios y ellos saben si es el cambio que realmente necesita México y una de esas puertas comenzó a abrirse con la formación del Sistema Nacional Anticorrupción, propuesto por el Presidente Peña Nieto, aprobado por el Congreso, pero que al día de hoy permanece acéfala y sin rumbo.

Lo anterior sirvió para promover una reforma constitucional al Artículo 102° que tiene que ver con la transformación de la Procuraduría General de la República en Fiscalía General de la República y la designación del Fiscal General de la República (FGR) que, primero, pasaría a ser de forma automática el Procurador General en turno (en aquel entonces Raúl Cervantes, cercano colaborador del Presidente), lo que se suspendió sobre todo por la presión social y, al no poder acomodar un Fiscal a modo (llamado Fiscal Carnal), la actual administración decidió dejarla como está, en pausa, en stand by, en la congeladora. Lo grave es que esta situación permanece así desde 2014 en que se hicieron las primeras reformas constitucionales en esta materia.


El contexto actual


Cuando nació la idea de la reforma del Art. 102 existía un perfil de gobierno diferente al que está próximo a iniciar el 1 de diciembre, es decir, cuando iba a entrar una nueva administración ya sabíamos lo qué venía y de qué forma, aunque los últimos dos Presidentes de la República superaron toda expectativa, Calderón por la violencia y Peña Nieto por la corrupción.


Ahora bien, es de notar que pese a que sectores de la sociedad civil y la COPARMEX (institución empresarial que promueve la reforma) saben que evidentemente se viene un cambio, pretendan que se instaure una reforma asumiendo que prevalecerá el mismo sistema corrupto ¿pruebas? hasta donde se sabe todos los funcionarios que serán Secretarios de Estado y los directivos de PEMEX y de CFE, no tienen escándalos de corrupción probados en los últimos años (y aclaro, los legisladores son harina de otro costal).

Los puntos débiles de la propuesta de reforma al 102° Constitucional


En primer lugar hay que decir que entre el 102° vigente y el propuesto para reforma no difieren en prácticamente nada, pues solo se le agrega la participación ciudadana a través de la sociedad civil en los procesos de designación y remoción del Fiscal General, pero de ahí en más es prácticamente igual.

Lo anterior deja muchas dudas, pues hay otros elementos que están endebles o son ambiguos, tanto en el Artículo vigente como en la propuesta de reforma y después de contactar directamente con el comité que organiza dicha propuesta, me confirman que NO HAY PROPUESTA DE LEY SECUNDARIA PARA LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA, lo que es preocupante, pues si ya se está haciendo este esfuerzo, deberían apostar en grande, lo que no se aprecia claramente.


Hablan de participación ciudadana para la integración de la lista de candidatos a la FGR, sin embargo, no hay propuesta de ley secundaria que muestre cómo se hace este proceso, lo que es importantísimo, pues hay decenas de mandatos constitucionales que no pueden entrar en funciones porque no existe el mecanismo que especifica los procesos a seguir para su materialización, por ejemplo, el de juzgar al Presidente de la República por traición a la Patria está en la Constitución, pero no hay una ley que especifique cuáles son las acciones consideradas como traición a la Patria.


Declaran un rotundo NO a los Fiscales Carnales, sin embargo si el Senado no envía la lista de 10 candidatos para que el Presidente elija de ahí una terna, este puede elegir a uno de forma arbitraria; por otro lado, si el Presidente no envía una terna de la lista que el Senado le mandó, este último elige a uno de la lista, lo que llevaría a la elección de lo que tanto rechazan: UN FISCAL CARNAL pero a modo del Senado.

Reconocen y enfatizan la urgencia y necesidad de la existencia de una FGR autónoma, sin embargo, proponen que el Fiscal tenga su inicio de labores hasta el cuarto año de gobierno del próximo Presidente, lo que coincide con las elecciones intermedias de 2021... ¿simple y feliz coincidencia? Cabe mencionar que en los transitorios de la propuesta de reforma está el mecanismo para trabajar los primeros tres años, sin embargo, esto significa seguir postergando que tanto se necesita. Si van a empezar, deberían hacerlo de inmediato y no hasta el próximo sexenio, sino en este momento.


Tanto para la designación como para la remoción del FGR se necesita el voto de las dos terceras partes de los Senadores presentes y pregunto... ¿en dónde la propuesta de reforma obliga al Senado a cumplir con su responsabilidad? En lugar de considerar solo a los Senadores presentes, se debería obligar a todos los Senadores en funciones. Si vas a hacer algo, de una vez que sea bien hecho porque uno de los principales problemas del legislativo es el ausentismo.


De golpe y sin preámbulo como lo hace con el FGR aparece la figura de una Inspectoría General (IG) que supervisará el buen funcionamiento de la Fiscalía y perseguirá los delitos que cometan sus funcionarios y de un Consejo del Ministerio Público de la Federación (CMPF). Ambos cargos serán designados por el Senado directamente, sin embargo, no se especifican cuantos serán y se señala que los requisitos para ser IG o CMPF serán los mismos que para ser Fiscal General, excepto para tres miembros del del CMPF a los que no se les exigirá que sean Licenciados en Derecho, lo que deja la puerta abierta a cualquier tipo de profesionista pese a no tener perfil humanístico - social y, en un país donde tenemos Médicos ejerciendo cargos de Secretarios de Educación Pública o personas con tesis plagiadas desempeñando el cargo de Presidente de la República, es importantísimo ser precisos en este detalle.


Hablan de rendición de cuentas y se le exige al Fiscal General un informe anual, pero este solo comparecerá ante cualquiera de las Cámaras del Congreso si se le requiere, lo que deja al aire la relevante y tan necesaria transparencia. Aunado lo anterior, es el Fiscal el que presenta el informe de los demás funcionarios, incluso de aquellos que lo supervisan, lo que da pie a pensar de que no solo existen Fiscales Carnales, sino además Colaboradores Carnales del Fiscal. Lo que debería ser obligatorio y siempre público es, tanto la comparecencia del Fiscal, como las del Inspector General y del Consejero del Ministerio Público de la Federación. Se critica la falta de transparencia, pero no la proponen de raíz.

Conclusión


Sabemos que todo documento y propuesta es perfectible, no está exenta de cambios o modificaciones futuras, sin embargo, por la fuerza que ponen en la necesidad de aplicar la propuesta de reforma al 102° Constitucional, así como por los intelectuales que la respaldan, es de sorprender que no pusieran cuidado en los detalles mencionados arriba .

No hay claridad en el mecanismo de participación ciudadana. Dicen en los transitorios que será el PGR y luego el FGR quienes elaboren estos mecanismos, pero eso sería hacer lo mismo que se realiza ahora, dejar fuera a la sociedad en general de las decisiones y acciones importantes.

Queda abierta la posibilidad de elegir al Fiscal Carnal, pero ya no solo por parte del Presidente, sino que ahora también lo puede elegir el Senado. Se debería ser más preciso en un punto tan delicado, pues es precisamente lo que le criticaron a Peña Nieto.

El inicio de labores de la FGR lo mandan hasta mediados de sexenio, probablemente por cuestión de organización, pero... ¿por qué no iniciarla desde antes? ciertamente la aprobación de la reforma y sus leyes secundarias no sería posible, tanto por el tipo de legisladores actuales como por las consecuencias del año electoral y si la nueva legislatura comienza el 1 de septiembre, es decir, en un mes, existirían las condiciones para iniciar los respectivos procesos.


La participación del Senado debe ser OBLIGATORIA para todos y no solo para los que estén presentes y para muestra ahí está Carlos Romero Deschamps, quien lleva como 30 años saltando de las curules de San Lázaro al Senado y luego de vuelta y como no hay una ley que le obligue a subir a tribuna, simplemente no ha presentado una solo propuesta en alguna de las legislaturas donde ha estado. De esta forma se garantiza el apoyo legislativo y la legitimización de la propuesta.

Es indispensable presentar el trabajo bien hecho y, con todo respeto para quienes elaboran la propuesta de reforma, el texto parece más un trabajo escolar de un estudiante universitario que deja "cabitos" sueltos a la hora de elaborarlo y no el producto del trabajo colegiado de una serie de profesionales y especialistas en el tema.


Ahora, veo mucho colmillo para la elección del Fiscal, pero nada de diente para lo realmente importante, los derechos humanos y esto, estimado lector, es lo que me hace pensar mal cuando veo que una propuesta tan delicada tiene el sello de la COPARMEX.

Así las cosas. Gracias de antemano por comentar y compartir en sus redes.



No hay comentarios.:

LO MÁS VIRAL